La Lima de los ciclistas

Actualizado: 4 de oct de 2019

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1991 por la Unesco, Lima, la capital de la Republica del Perú, cuenta con una extensa área urbana conocida como Lima Metropolitana, una combinación de arquitectura, tradición y muchas personas, pues es la quinta ciudad más poblada de América Latina.


Esta ciudad también es un lugar de encuentros, no solo turísticos, sino educativos. Por ejemplo, del 22 al 26 de febrero se celebró el Séptimo Encuentro Mundial de la Bicicleta, un evento que se realiza cada año en diferentes países y que busca tratar temas de movilidad relacionados con la planificación del uso del espacio público y la reivindicación de la bicicleta como parte de la movilidad sostenible.


En el 2018 se dio la oportunidad de que este acontecimiento se llevara a cabo en Lima con dos propósitos puntuales: la recuperación de la ciudad y el logro de la implementación de la Ley de la Bicicleta, a través de la sensibilización de la población y la interacción de diferentes colectivos, organizaciones, profesionales y personas del común, quienes pusieron a dialogar sus ideas con el fin de crear nuevas y mejores propuestas para la ciudad.


Desde nuestros ojos...


En nuestro paso por Lima logramos explorar las calles y mirar las dinámicas de la ciudad en cuanto a los espacios, vías y usos dados a estos, sacando así nuestras propias conclusiones. A nivel de Latinoamérica tiene las condiciones perfectas para el uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte, pues es una ciudad plana, con clima favorable para pedalear, tibio sin excesivo calor trópical ni fríos extremos.


Además, notamos que hay un esfuerzo por mejorar las condiciones para los ciclistas, pero sabemos que también hay cosas que faltan por hacer. Desde nuestro punto de vista creemos que las ciclorrutas implementadas tienen algunas falencias, y consideramos que el reconocimiento de estas nos ayuda a obtener una mejor visión de lo que se debe hacer para ofrecer una estructura adecuada para quienes se movilizan en bici. Por ejemplo, algunas son inconclusas, desaparecen abruptamente y reaparecen calles después, lo que deja al ciclista desprotejido en ciertos tramos, sin dejar de lado que aún falta concientizar a la población sobre el uso de este medio de transporte.


Aunque la estructura no es la mejor, nos emociona saber que la bici se utiliza con muchos objetivos, no solo de transporte, sino deportivos, turísticos, recreativos y laborales, lo que nos demostrado que sí es posible movilizarse de este modo y que cada vez son mas los ciclistas que necesitan mejores condiciones y que poco a poco han ido reclamando su espacio en la ciudad.








Masurbanocolombia@gmail.com

Medellín, Colombia